La pandemia de COVID-19 está afectando a las empresas de forma contundente, y uno de los sectores más afectados ha sido el de la flor y la planta ornamental. Ante las restricciones del estado de alarma y el impedimento para la venta presencial, Floracom ha comprobado de primera mano cómo gran parte del tejido de este sector no ha podido aprovechar una de las pocas vías de venta que se permitían: el comercio electrónico.

El incremento del comercio electrónico es un hecho, y cada año las cifras lo atestiguan. Algunos sectores, como el de la moda, la alimentación o los productos electrónicos, son ejemplo de su implementación. Claro está, este canal de venta no puede compensar enteramente las grandes pérdidas económicas ocasionadas por la crisis, pero sí al menos puede ayudar a mantener la actividad comercial y a diferenciarse de la competencia.

En este escenario disruptivo las empresas deberían reflexionar sobre la necesidad de renovarse en un mercado cada vez más digital.

¿Qué puede aportar el comercio electrónico a un vivero o un centro de jardinería?:

  • Evidentemente, la capacidad de vender productos en internet:  plantas, abonos y fertilizantes, fitosanitarios, productos de decoración, herramientas…
  • Es un escaparate de nuestra tienda y nos posiciona en las páginas de resultados de los principales buscadores. De este modo, muchas personas pueden descubrirnos primero en internet y luego acercarse a nuestra tienda física. 
  • Posibilidad de contar con una tienda virtual que está abierta 24 horas los 365 días del año.

En Floracom podemos ofrecerte dos tipos de productos:

B2C: Tienda online para centros de jardinería y puntos de venta al público

  • Vende al consumidor final con tu tienda propia y cobro online: recibes el pago primero y sirves después. El complemento perfecto a tus ventas físicas en el establecimiento.

 B2B: Pedidos online de empresa a empresa

  • Canaliza los pedidos de tus clientes directos y los de tus comerciales o distribuidores a través de una única herramienta: todos tus pedidos agrupados y al alcance de la mano. Con o sin pago online.